Published On: Mie, may 22nd, 2013

“De tres a siete años de cárcel por uso fraudulento de remesas”

Caracas, 22 May. LaNacion/DIARIO VERAZ.- “La Ley de Ilícitos Cambiarios contempla, en su artículo 10,  que quien obtenga divisas de manera fraudulenta y por engaño, causa falsa, debe pagar prisión de entre tres (03)  y siete (07) años de cárcel, además de multas que equivalen al doble de lo estafado, y en el caso de que el delito lo cometa un funcionario público, la pena debe ser aumentada en un tercio, de manera tal que todas estas personas que a diario estafan a la patria podrían estar enfrentando en los próximos tiempos juicios y penas claramente establecidas en la legislación venezolana”, advirtió el abogado y registrador principal del estado Táchira, Alejandro Méndez, al hacer referencia al caso de las remesas.

Méndez dijo que: “en los últimos meses hemos observado cómo se hacen largas colas en las casas de cambio y envío de dinero del estado Táchira, y todos los ciudadanos nos preguntamos si esto se debe a que existan tantos tachirenses viviendo y estudiando en la República de Colombia, puesto que esta es una situación nunca antes vista y que genera mucha suspicacia”.

Como Registrador Principal del estado Táchira, dijo que ha hecho un pequeño trabajo investigativo, en donde se pudo determinar “que la gran mayoría de estas personas tienen un negocio mensual con las llamadas remesas familiares y estudiantiles gracias a los dólares preferenciales  de Cadivi, tanto así, que en torno a esto se han establecido unas verdaderas mafias en las cuales se tramitan constancias de residencia, constancias de estudios de la República de Colombia, y todo lo necesario para que esta estafa continuada al Estado venezolano se haga”.

—Por ejemplo, hemos podido determinar que personas que supuestamente estudian en Colombia votaron el pasado 14 de abril en territorio venezolano, mas sin embargo, en sus pasaportes no se refleja registro de su salida y entrada al hermano país de Colombia, de igual forma se ha podido determinar que funcionarios públicos que trabajan claramente en nuestro territorio aparecen como receptores de una remesa como si estuviesen estudiando en el extranjero, cosa que a todas luces es falso y es un claro delito, pero ante todo esto nos preguntamos si no existe ley para estas personas que realizan esta estafa a diario en nuestro país, y afortunadamente la respuesta es sí-, afirmó.

Destacó que:  “es que para nadie en el estado Táchira es un secreto el hecho de que depositan la remesa en Venezuela en bolívares y luego, gracias a Cadivi, lo convierten en dólares preferenciales, que luego en Cúcuta cambian a pesos y de ahí a bolívares, representando esto una ganancia entre 5.000 y  6.000 bolívares”.

— Es tanto así, que se tiene información de que más del 90% de todas las operaciones cambiarias producto de las remesas en Colombia se hacen por Cúcuta; lo que quiere decir que se debe investigar el hecho de que más del 90% de los estudiantes venezolanos que están en Colombia trabajan en Cúcuta-, señaló.

Según el abogado, “por lo antes expuesto, es necesario que se adelante una investigación a fondo de esta situación por medio de los órganos jurisdiccionales, y de una vez acabar con esta estafa que es un claro delito contra el patrimonio de la nación”.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.